Gatos

cuidados veterinarios gatos y gatitosEstos pequeños felinos, aun siendo animales hogareños que no mantienen mucho contacto con el exterior necesitan cuidados veterinarios al igual que los perros, porque nosotros somos vectores de enfermedades a través de la ropa y calzado, y ocasionalmente pueden tener contacto con otros animales en terrazas, escapadas, etc…

Los gatitos cuando están lactando reciben de la leche materna defensas, pero estas solo sirven para los primeros días de vida, a partir del mes y medio necesitan ser inmunizados mediante la vacunación.

En cada consulta hacemos una exploración completa para comprobar que el estado de salud del animal es bueno para poder vacunar.

Previamente a la vacunación hay que desparasitar externa e internamente al gatito.

Los gatos necesitan ser vacunados frente a los virus de la Panleucopenia, Rinotraqueítis y Calicivirus en una vacuna denominada trivalente de la que tendremos que hacer refuerzos y revacunaciones anuales cuando tu gato sea adulto.

Existen otras dos enfermedades que son muy graves: la leucemia felina y la inmunodeficiencia felina. Para la primera existe una vacuna, pero para la segunda desgraciadamente no. Debemos de hacer un test para determinar si estamos ante un gato infectado por estos virus para la vacunación y para tomar precauciones en los cuidados futuros de nuestra mascota, pues estos virus debilitan las defensas del animal y tienen predisposición a padecer otras afecciones ocasionadas por microorganismos oportunistas.

Hay que recordar que son enfermedades infecciosas que se trasmiten por el contacto con secreciones de gatos portadores (no necesariamente enfermos) como por ejemplo, la saliva.

Hay que hacer una consideración especial en cuanto a la identificación de los gatos mediante microchip puesto a que muchas veces escuchamos de los propietarios, no, pero es que “el animal no sale de casa” pues bien, es obligatoria la identificación de perros, gatos y hurones según la Orden de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía de 19 de abril del 2010. Es un requisito indispensable para poder aplicar la vacuna antirrábica de la cual pondremos 2 dosis separadas de 3-4 semanas y haremos una revacunación anual, la rabia es una enfermedad trasmisible al hombre y mortal.

Aconsejamos la esterilización de animales que no van a reproducirse, especialmente en el caso de las gatas, pues esta especie tiene celos muy continuos y padecen mucho estrés en cada uno de ellos, al igual que las ventajas en cuanto a prevención de enfermedades como tumores de mama, piómetras (infecciones de útero), problemas de marcaje, agresividad, etc…